Autor desconocido. 
Madera policromada. 
280 x170 cm 
Finales del Siglo XVI-Principios 
del Siglo XVII. . 
Bibliografía: 
VIDAL TUR (l944),pp.l2, l4 y 21. 

La Imagen del Santísimo Cristo de La Buena Muerte, conocido también como “El Cristo dels Flares del Rosari” es una obra antiquísima de finales del Siglo XVI o principios del XVII, de procedencia quizá italiana aunque según algunos entendidos podría adscribirse a la escuela granadina.

Aunque no se conoce el autor, tradicionalmente se la ha catalogado como una obra de Nicolás de Bussy.

Poco clara puede quedar la referencia de Vidal Tur sobre el autor, que cita como “Mazonería”, con mayúsculas y como si se tratase del autor de la Imagen, siendo en realidad la mazonería un estilo de obras en relieve. Quede no obstante el fragmento del Presbítero:

“El Crucifijo del Santísimo Cristo de la Buena Muerte se manifiesta expresando, con las extorsiones del cuerpo, los grandes tormentos y angustias del martirio; no obstante, su rostro ya cadáver, se contempla majestuoso y dulce, los ojos aunque cerrados, reflejan la idea grandiosa que llevó en la mente la LUZ DEL MUNDO. La frente se bombea muy suavemente sobre el arco superciliar. Los pómulos resaltan ligeramente. La nariz sigue un perfil casi griego. El rostro alargado se encuadra con la luenga y abundante cabellera. La barbilla ancha y fuerte está cubierta por la barba. Y los labios, aunque muertos, quieren entreabrirse para bendecir. Por sus contorsiones y visajes, movimientos violentos en todos los miembros juntamente con sus formas corpóreas, muelles y redondeadas pertenece al cuarto periodo del Renacimiento del siglo XVI y XVII. En efecto es obra de Mazonería, escultor de aquel periodo.”

De hecho, una característica que diferencia a nuestro Cristo de la mayoría de las imágenes de Cristo crucificado que salen a la calle durante la Semana Santa es que el Cristo de la Buena Muerte es un Cristo que ya ha muerto, mientras que la mayoría de los Cristos son agonizantes, por citar algunos el Cristo del Mar, el Cristo del Divino Amor, el Cristo Gitano de Santa Cruz, el Cristo entre los dos ladrones de la Hermandad Penitencial del Perdón o el Cristo del paso Stabat Mater.

Los dominicos de Alicante al posesionarse del convento de la calle Mayor expusieron en su templo la imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, al que el público dio en llamar “El Cristo dels Fláres del Rosari”

Mientras los dominicos permanecieron en el mencionado convento, nuestra imagen se veneró en su templo; realizada la exclaustración en 1836 todavía permaneció en el mismo altar hasta que el Estado en 1851 mandó derribar el templo dominicano; entonces fue cuando se trasladó a la iglesia colegial de San Nicolás donde se guardó en la Sala Capitular.

 

Artículos Relacionados

Comparte en Redes Sociales

Publicidad

anunciate en la Web de la Concatedral de Alicante anunciate en la Web de la Concatedral de Alicante

Sobre el Autor

Benjamarcos

(0) Comentarios de Lectores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>