Fue el pasado mes de Octubre cuando el Ayuntamiento de Alicante declararó 2014 como «Año de la Santa Faz» con motivo de la concesión del Año Jubilar por parte del anterior Papa, Benedicto XVI, y por la coincidencia, en este año,  del 525 aniversario del «milagro de la lágrima».

DOCU_LP

El Año Jubilar y los 525 años del «Milagro de la lágrima», dan  este año 2014 un especial protagonismo a la veneradisima requilia, que lleva más de 500 años otorgando gracias a la ciudad de Alicante y a todos sus habitantes.

Por ello, la Ciudad se ha marcado como objetivo emprender acciones de promoción de la Santa Faz. Entre la que destaca la visita de la Santa Faz a Alicante.

El programa detallado de los actos oficiales es el siguiente:

2014. AÑO DE LA SANTA FAZ DE ALICANTE
  •  16 de Marzo.

17:30 h. Salida del Caserio  hacia la Parroquia de San Juan. Llegada  y celebración de la Santa Misa.

  •  17 de Marzo. 525 Aniversario del Milagro de la Lágrima.

17:00 h.  Salida de la Santa Faz desde la Parroquia de San Juan.

18:00 h. Recepción de la Santa Faz junto al Monasterio. Reciben el Sr. Obispo, el Cabildo Concatedral y el Ayuntamiento de Alicante.

Misa en el monasterio presidida por nuestro querido  Obispo, D. Jesús Murgui

Inicio oficial  del Año de la Santa Faz+

  • 18 de Marzo, 20:00 hs. en la  S.I.Concatedral

Gran Concierto Sacro Conmemorativo.: 525 años del Milagro de la Lágrima. 450 aniversario de la Creación de la Diócesis. 15 años de la Coronación Pontificia.

El que pretende ser un historico concierto correrá a cargo de la Orquesta Sinfónica de San Vicente, Coral Lillo Juan , Masa Coral, “La Aurora” y  La Escolanía del Misteri.

  • 19 de Marzo. LLEGADA DE LA SANTA FAZ A ALICANTE.

17:00 h. Adoración de la Comunidad que custodia la venerada reliquia antes de partir hacia Alicante .

Tras la salida del Monasterio, la Santa Faz llegará a la parroquia de Los Angeles, donde sera recibida con un  Acto de salutación.

A su Llegada a los Ángeles, la santa Faz que será recibida  por el clero y pueblo congregado, se introduce en la Iglesia y se realiza un acto de adoración y oración. Esta estación tiene una singular importancia por ser dos frailes del convento de los Ángeles los que portaban la Santa Faz en el momento del Milagro. A lo largo de los años el convento de los Ángeles siempre fue referente en el culto a la Santa Faz.  .

Posteriormente, la Santa Faz, partirá hacia la parroquia de la Misericordia, donde será recibida por el Sr.Obispo y el Cabildo, la Sra. Alcaldesa y Ayuntamiento. Junto a ellos las Autoridades Civiles, Militares y las Fiestas de la Ciudad.

EL Sr. Cura Párroco de la Misericordia, revestido de capa roja, Preside el traslado hacia el interior de la Iglesia. Depositada la Urna en el presbiterio, una vez incensada la Santa Faz, realiza el acto salutación y oración. Terminado el Acto la se inicia la Procesión

Procesión hacia San Nicolás. Estación en Monjas Capuchinas

Itinerario: Parroquia de la Misericordia – Díaz Moreu – Jaime II – Primo de Rivera – San Cristóbal – Labradores – S.Isidro – Rambla – Álvarez Soto – Villegas – Monasterio Capuchinas – Villegas – Álvarez Soto – Rambla – San José – Abad Penalva – Concatedral.

Llegada a San Nicolás y Misa. Misa Presidida por el Sr.Obispo.
  • jueves 20 de marzo

Horario de Misas: 08:00 – 10:00 – 11:00 – 12:00 (Enfermos)- 19:30

Visitas Colegios

  • viernes 21 de marzo

Horario de Misas: 08:00 – 10:00 – 11:00 (Hora Santa) 17:00 (Hora Santa) 19:30

20:30 Concierto “La Sablonara”

  • Sabado 22 de marzo.

Horario de Misas: 08:00 – 10:00 – 11:00 – 12:00 (Niños. Imposición medallas) 18:00 – 19:00 – 20:00 hs

Vigilia de la Adoración Nocturna

  • Domingo 23 de Marzo

Horario de misas en San Nicolás: 09:00 – 10:00 – 11:00 – 12:00 –13:00 hs.

Despedida de la Santa Faz.

18:00 hs.. Misa Presidida por el Arzobispo de Valencia.

19:30.- Salida de San Nicolás. Estación en Monjas Agustinas.

Itinerario: Concatedral – Abad Penalva – Labradores – San pascual – Montengón- San Agustín – Monjas de la Sangre – Pl. Virgen del Remedio, Lonja de Caballeros, Villavieja- Pl. Santa María, Basílica..

Acto en Santa María

Despedida a la Santa Faz, que volverá al Caserío.

—————————————————————————————————————————-

¿Qué quiere decir Año Jubilar?

Este año la romería de Santa Faz para venerar uno de los pliegues con los que la Verónica secó el rostro de Cristo en su camino al monte Calvario coincidirá con el 1 de Mayo.

El Año Jubilar fue concedido por el Papa emérito Benedicto XVI pocas fechas antes de presentar su renuncia y esta distinción se sumó a la dada a la reliquia alicantina en febrero de 2012, cuando se otorgaron indulgencias a todos los peregrinos hasta 2019.

Desde que, en 1490, el Papa Inocencio VIII concediese las primeras bendiciones por medio de una Bula Apostólica a quienes visitasen y venerasen la Santa Faz en Alicante, son muchos los Pontífices que han reconocido el valor del culto de este lugar sagrado.

Las indulgencias plenarias consisten en «la remisión ante Dios de la pena temporal merecida por los pecados ya perdonados, obtenida para sí mismo o para los difuntos».

Durante el «Año Jubilar» pueden obtener esta gracia todos aquellos que, cumplidas las acostumbradas condiciones de confesión sacramental, comunión eucarística y oración por el Papa, «bien individualmente o en grupo visiten la iglesia conventual de las Clarisas de la Santa Faz y allí participen en los sagrados cultos».

También quienes pasen un tiempo en piadosas consideraciones ante la sagrada imagen expuesta a la pública veneración.

El «milagro de la lagrima»

El «milagro de la lágrima» se remonta al 17 de marzo de 1489 en el barranco de Lloixa, a caballo entre las localidades de Sant Joan y Alicante, donde se asienta el actual caserío.

lagrima

En 1489 una sequía terrible azotaba a la huerta y la ciudad. Como relata Gonzalo Vidal Tur, «se dejó ver una sequía tan tenaz que la miseria y el espanto formaban el pavoroso porvenir de aquellas gentes pobladoras de la Huerta». Mosén Pedro Mena, cura de Sant Joan, propuso entonces a dos frailes franciscanos que estaban en la parroquia predicando la cuaresma -Francisco Bendicho y Francisco Villafranca-, organizar una procesión de rogativas desde Sant Joan hasta el santuario de los ängeles, donde ellos moraban, implorando agua de lluvia para los secos campos.

Y así ocurrió. La peregrinación se inició al amanecer del día 17. El párroco cedió su puesto de honor a uno de los franciscanos, y así pudo ordenar y dirigir tranquilamente a la muchedumbre que cantaba el Rosario y los Salmos Penitenciales. «Marchaban con mucha devoción y recogimiento» escriben las crónicas, «cuando después de haber caminado un cuarto de legua, al llegar al pequeño barranco de Lloixa, el portador de la Santa Faz, el P. Villafranca, sintió tal peso en los brazos que no pudo tenerlos en alto, y quedando sin movimiento en los pies, empezó a dar voces de ‘¡Socorro!’ Paró la procesión con esta novedad, y mientras la gente rodeaba asustada la Sagrada Imagen, vieron todos que del ojo derecho de la reliquia salía una lágrima que, corriendo hasta la mejilla, se paró en ella y creció de manera que no sólo los circundantes, mas aún los que se hallaban apartados, la pudieron ver».

Entre los muchos asistentes que habían acudido a admirar el suceso, estaba D. Guillén Pascual, un acaudalado caballero alicantino perteneciente a la nobleza local. Él certificó la veracidad de lo ocurrido, tocando la lágrima con uno de sus dedos. «Había confirmado el milagro, y dio testimonio de él todos los días de su vida. Obtuvo, de su Majestad D. Fenando el Católico, añadir al apellido ‘de la Verónica’ y portó siempre un dedal de plata en aquel dedo, por respeto y reverencia». Pero aún hay más: D. Guillén era dueño de los terrenos testigos del prodigio celestial, y regaló las tahúllas para que la municipalidad erigiese allí un Monasterio Verónico: nuestro actual Monasterio de la Santa Faz.

Maravillados por el milagro de la lágrima, se envió un emisario a la ciudad de Alicante para comunicar lo ocurrido, tropezándose en el camino con otro enviado por el Cabildo Municipal que había recibido noticias confusas y quería aclarar lo ocurrido. Ambos eran enemigos irreconciliables y se habían jurado muerte, lo que en aquellos años era textual. Sin embargo, sensibilizados por el milagro de la lágrima y el poder de la Faz Divina, se perdonaron, levantando en ese lugar la conocida hoy como “Creu de Fusta”. Este fue el segundo milagro de la Santa Faz.