HISTORIA

Ya en el siglo XIV, en la iglesia de San Nicolás, se celebraba cada sábado una misa cantada en honor de la Virgen del Remedio. Creció de tal manera la devoción a la Madre de Dios con el título del Remedio que, luego se creó la cofradía de la Virgen del Remedio, con la misión de atender cumplidamente el culto a la Virgen de esta denominación.

En 1648 trascurre la sanación por su intercesión de la epidemia de peste. Fue declarada alcaldesa perpetua de la ciudad en 1950.

La devoción a la Virgen del Remedio fue probablemente llevada a Alicante por los padres Trinitarios, de cuya orden es patrona, ya que estos religiosos embarcaban en el puerto de la ciudad para llevar a cabo su labor de redención de cautivos.

 

LA IMAGEN, EL CULTO Y EL SANTUARIO

Las primeras noticias del culto a la Virgen bajo la advocación del Remedio datan de 1535 cuando ya se tiene constancia de que se organizaban procesiones en su honor. La primitiva imagen de la Virgen del Remedio, probablemente una talla del siglo XVI, recibía culto en un altar situado en el claustro de la que hoy es Concatedral de San Nicolás. A finales del siglo XVI se organiza su cofradía siendo aprobada canónicamente por Clemente VIII en 1603.

La imagen actual ha sido sometida a todo tipo de pruebas; desde radiografías, TAC, análisis de pigmentos y estudios para determinar la antigüedad de la madera. Las conclusiones a las que ha llegado el equipo de restauración, es que la imagen fue realizada un siglo después de lo que inicialmente se pensaba, revelando que fue una obra tallada a mediados del siglo XIX.

Cuando la iglesia de San Nicolás estuvo completamente arreglada y terminada, se trasladó la imagen de la Virgen del Remedio desde la modesta hornacina del claustro al trono del camarín, donde ahora se halla.

En el año 1768, una vez terminadas las obras del templo de San Nicolás, el cabildo eclesiástico y civil deciden dedicarle a la Virgen del Remedio la hornacina central de la iglesia en su segundo cuerpo, sobre el altar del patrón de la ciudad. Al ser el espacio elevado y de gran tamaño y profundidad, la pequeña imagen de la Virgen era contemplada con dificultad por los fieles, por lo que el cabildo acordó realizar una nueva imagen, de mayor tamaño, para colocarla en la hornacina, mientras que la primitiva imagen pasaría a presidir el trascoro del templo. Parece que la decisión de realizar la nueva imagen se prolongó hasta mediados del siglo XIX , haciéndose la talla que se conserva en la actualidad.

El santuario de la Virgen del Remedio se ha convertido en el lugar de cita y concentración de los alicantinos para expresar sus sentimientos religiosos: dar gracias a la Virgen por los beneficios recibidos o pedirle ayuda en sus problemas y necesidades.

LOS FESTEJOS Y MILAGROS

Podemos recordar algunos hechos. Los alicantinos se reunieron en el santuario de la Virgen del Remedio para festejar la proclamación dogmática de la Inmaculada Concepción de María, en 1854. Posteriormente, el Regimiento de la Princesa, de guarnición en Alicante, finalizada la campaña de África, en 1923, visitó el santuario para dar gracias a la Virgen.

La epidemia de peste que en 1647 arrasara todo el Reino de Valencia, apareció en nuestra ciudad, invadiéndola por completo. Llegado el siguiente año la epidemia era atroz y sus consecuencias pavorosas. La fe de Alicante convirtió la Procesión del 5 de Agosto de 1648 en una rogativa. Junto a la imagen de su Patrona de la Virgen del Remedio iba también la Santa Faz y según iban pasando por nuestras calles iba desapareciendo la epidemia. He aquí el gran milagro de 1648. Desde entonces aún se hizo más popular la devoción.

En el año 1950, el pueblo alicantino acudió al santuario para festejar la definición dogmática de la Asunción de la Virgen; luego, se trasladó con la imagen de la Virgen del Remedio a la plaza del Ayuntamiento, subió la imagen al Salón de Sesiones y allí se le impusieron como homenaje las insignias de alcaldesa honoraria y perpetua de Alicante.

 

Durante la guerra civil es asaltado el templo de San Nicolás, siendo defendida la primitiva imagen de la Virgen por el sacristán mayor del templo que hizo frente a los incontrolados, evitando así su destrucción. Parece ser que alguien se llevó esta imagen para guardarla, perdiéndose así su pista hasta la actualidad, que sigue desaparecida. La imagen que ocupaba la hornacina superior del templo, la que ha sido recientemente restaurada, fue guardada en uno de los armarios de la parte superior del templo, preservándose de esta manera, hasta el final de la guerra.

La Virgen del Remedio fue declarada alcaldesa perpetua de la ciudad en 1950.

El día 22 de Noviembre de 1998, Festividad de Cristo Rey, tuvo lugar la Solemne Coronación Pontificia de Nuestra Señora del Remedio por el Excmo. Sr. Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante D. Victorio Oliver en el Estadio José Rico Pérez ante unos 40.000 fieles.

El acto fue promovido conjuntamente por D. Ildefonso Cases, Párroco de la Concatedral de San Nicolás, la Archicofradía y el Excmo. Ayuntamiento, así como por numerosos alicantinos y alicantinas que contribuyeron con sus miles de firmas a que tuviera lugar el citado acontecimiento autorizado por el S.S. El Papa Juan Pablo II.