La mayor parte de los actos centrales de las fiestas patronales en honor a la Virgen del Remedio 2011  tuvieron carácter religioso, una jornada en la que a las doce del mediodia volvieron a sonar las veintiúna salvas reglamentarias.

Por la tarde, la Procesión Religiosa en la que, junto al Obispo, participaron varios Sacerdotes pertenecientes al Cabildo Concatedralicio y a distintas Parroquias de la Ciudad, que posteriormente desfilaron en la Procesión, acompañando a la Imagen de la Virgen del Remedio,