Las Procesión del Corpus Christi, de Alicante

La procesión, la más importante de la ciudad, la abría una fanfarria de timbales y clarines con el llamado “toque de ciudad” datado en 1492, utilizado también en la Procesión del Santo Entierro, y que sería recuperado en el año 2010. Una convocatoria musical con la misión de anunciar a la ciudad el paso de la procesión. Seguían las asociaciones, corporaciones y entidades religiosas, civiles y militares, y las parroquias de la ciudad con cruz alzada, al tiempo que se iban bailando, al son de la Dolçaina i tabalet, unas características danzas llamadas, entre otras, del Paloteado, Gitanos, Cucafera, Tarasca o Gigantes y Enanos. Incluso en algunas plazas, como la de la Santa Faz, se representaban autos sacramentales. Igualmente, la participación de los “primocomulgantes” y las bandas de música, era algo habitual en las referidas procesiones, como sucede en la actualidad.

Ir a Arriba